María Novaro, responsable del Instituto Mexicano de Cinematografía

Entre el respaldo y el rechazo de directores y cineastas mexicanos, la realizadora María Novaro sería designada para tomar las riendas del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), por el presidente electo de México López Obrador.

La polémica se ha generado por el hecho que se le señala un posible conflicto de interés, al haber sido esposa del director actual de IMCINE, Jorge Sánchez, padre de su hija y quien ha producido tres largometrajes de ella. Esta relación afectiva tiene varias décadas de haber terminado.

Todos estos argumentos fueron presentados en protesta a las afueras de la casa de transición del presidente electo López Obrador, la cual fue llevada a cabo por un grupo de cineastas que se oponen al nombramiento, encabezados por el director de cine Javier Ortiz Tirado, director nominado en 1978 al premio Ariel.

Pero las voces a favor del nombramiento no se han hecho esperar, e incluyen a Ernesto Contreras, quien fuese nominado en Cannes a la Cámara de Oro en 2007 y actualmente preside la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC).

Sarah Hoch, quien dirige el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, también expresó su respaldo y resaltó lo ridículo que en su opinión es la acusación, indicando que María Novaro será directora del IMCINE por méritos propios, que la insinuación con relación a su expareja es machista.

Para Roberto Fiesco, ganador del Festival de San Sebastián en 2013 por su documental Quebranto, María Novaro anteriormente a las elecciones presidenciales hizo bien en consultar las necesidades de la comunidad del cine mexicano y así buscar mejorarlas, algo que en su opinión no se había realizado anteriormente.

Entre sus logros como realizadora, Novaro cuenta con palmarés en festivales como Sundance, Berlín y La Habana; en su haber cuenta con importantes cintas como “Danzón”, “Las buenas hierbas” y “Tesoros”.