Ingmar Bergman homenajeado en el GIFF

El Festival Internacional de Cine de Guanajuato, GIFF, en su edición XXI, realizó un homenaje al director Ingmar Bergman, al cumplirse 100 años de su nacimiento. Bergman nació en el seno de una familia muy estricta, su padre fue pastor de la iglesia luterana y su madre era muy exigente y estricta.

Junto a su hermana Margaret creció en un entorno donde se les exigía excelente conducta y reprimir los instintos, por lo que ambos hermanos se refugiaban en el mundo imaginario que les brindaba el proyector familiar de películas y el jugar con las marionetas al teatro. Ya siendo mayor de edad no perdió la oportunidad de alejarse de este entorno.

En el transcurso del Festival se proyectaron obras maestras de Bergman. En una de las charlas realizadas en el GIFF sobre la película “Fresas Salvajes” con la poeta y periodista Perla Schwartz, esta señaló que para ella el observar la mente cinematográfica del realizador nos lleva de vuelta a la poesía del cine. En la opinión de Schwartz el cineasta sueco poseía un gran conocimiento de la condición humana, retratando de manera magistral el lado oscuro de la humanidad.

Por su parte el crítico Manuel Almazán opinó que muchas cintas actuales muy de moda por los grandes estudios de Hollywood que realizan superproducciones taquillas que recaudan millones en taquillas, con superhéroes y mucha acción, tienen elementos comunicantes con el legado filmográfico de Ingmar Bergman.

“El séptimo sello”, Fanny y Alexander”, “Como en un espejo”, “Juegos de verano”, “El silencio”, “El rostro”, “Gritos y susurros”, forman parte de su extensa obra cinematográfica.

La cinta “Fresas Salvajes” se estrenó en 1959, contó con la participación de los actores Víctor Sjöström, Ingrid Thulin y Bibi Anderson, relata el crecimiento personal y la auto aceptación mientras realiza un viaje en automóvil el protagonista doctor Isak Borg.